lunes, 31 de marzo de 2014

4.- crónica de la 1ª reunión de Madrid Spins

La tarde del sábado estaba gris en Madrid y lloviendo todo el tiempo, pero eso no impidió que la primera reunión de Madrid Spins fuera un éxito!




Aunque hilanderas fuimos pocas, se animaron a acompañarnos tejedoras y ganchilleras que pronto, seguro que también agarrarán el huso y la fibra... Y es que, la belleza del huso girando y cómo se transforma una nube de lana en un hilo lleno de matices y colores, encandila a cualquiera... y sino, que se lo pregunten a la gente que pasaba por la ventana del Starbucks de Pedro Teixeira... tuvimos un jovencísimo fan al que le faltó poco para sentarse con nosotros a aprender...




 Yo me llevé a mi "Tecla" (toda rueca debe tener un nombre...), la cual enamoró tanto a las que nunca habían hilado en rueca como al "staff" del Starbucks, a las cuales he de agradecer su atención, tan fantástica como siempre que nos reunimos grupos de tejedores allí...




Estuvimos tocando y comparando fibras, tanto lana de oveja como fibra de alpaca, de nuestros amigos Alpacas de la Tierruca. Y es que, si para algo sirven estas reuniones es para aprender de la experiencia de los demás, de los trucos que usamos, de las preferencias de texturas...




María y yo, coincidimos, tras haber utilizado otros husos, en que nuestro favorito es el huso turco... y no es necesario gastarse un dineral para conseguir uno, con un poquito de DIY, y siguiendo éste tutorial, cualquiera puede fabricarse uno... los nuestros son pequeños y ligeros, lo que hacen que los hilos sean finos... ideales para chales! El de María, en un verde mar precioso, y el mío en un púrpura intenso... una delicia de merinos, ambos de Tejo lo que hilo.








Nos acompañaron bellas piezas tejidas con sedas de Vega Knits o un clásico tapete de los de toda la vida, con una joya de hilo con muchos años e historia...




Calcetines al estilo letón que nos dejaron fascinadas... la combinación de colores, la tensión perfecta de los hilos...




También hubo sitio para el ganchillo tunecino y nos perdimos en el azul intenso de un bolero a dos agujas... Y aunque ya estemos en la primavera, el sábado sólo apetecía abrigarse con los últimos proyectos del invierno con lanas gorditas...


Quiero dar las gracias a todos los que vinieron a la reunión: María, Siona, Begoña e Iván, Verónica, Begoña, Guna y Esperanza.




Un agradecimiento especial a Siona, por tu ayuda con el blog y las redes sociales, y al Staff del Starbucks, porque sin vuestra amabilidad y espacio estas reuniones no serían posibles...


Y gracias a tí (sí, sí... a tí) por leernos, por comentar, por hacerte fan en facebook y seguirnos en nuestra nueva cuenta de twitter... por hablar de nosotros, por estar ahí!





5 comentarios:

  1. Es maravilloso todo lo que haceis. Todo ayuda a estrechar lazos, amistades y pasion por este arte que no se tiene que perder jamas y que nuestros hijos lo trasmita en el futuro. Os imaginais diciendo: mi madre me ha enseñado.....Magnifico. Felicidades y enhorabuena. Veronica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Verónica! Antes, se juntaban nuestras abuelas en las puertas de las casas a tejer, ahora lo hacemos en la red, conocemos gente de todo el planeta y compartimos conocimientos, ideas y amistad... A mi me enseñó mi madre y mi abuela, yo espero que mis hijos también quieran aprender... esperemos que siga así de generación en generación... Bss.

      Eliminar
  2. Que maravilla!!!! Me habría encantado ir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya habrá otras... solo tienes que escaparte para Madrid y organizamos una especialmente para tí! Besos guapa!!!

      Eliminar
  3. Me parece extraordinario.Yo tomé clases de bolillos este año,pero esto es la primera vez que lo veo,de hecho creia que no quedaban hilanderas.Un 10 para todas vosotras.

    ResponderEliminar